Saltar al contenido

Cuadros Vintage

Comprar cuadros para decorar online nunca ha sido tan fácil

Cuadros decorativos Vintage

¿Conoces los cuadros Vintage?

Los cuadros con estilo vintage que incluyen paisajes, carteles, objetos o grabados antiguos, añaden un toque clásico definido a cualquier estancia, y brindan la oportunidad de mostrar tu personalidad única e inspirada en lo mejor de los años 70, 80 y 90.

En este sitio web, te contaremos todo lo que necesitas saber antes de seleccionar el cuadro con estilo vintage más adecuado para ti, junto con algunos tips sobre cómo escoger la mejor pieza decorativa para cada espacio.

¿Qué son los cuadros con estilo vintage?

Los cuadros con tendencia vintage, son aquellos que lucen como imágenes extraídas de otras épocas, o que pueden lucir un poco envejecidos.

Sin embargo, también presentan otras características: pueden ser pinturas al óleo antiguas, dibujos minimalistas hecho con pluma y tinta, grabados, carteles, retratos de personas de esta época, u objetos antiguos.

En fin, ¡los encontramos en una gran variedad de diseños y estilos! Incluso con marcos antiguos. ¡Puede encontrar tantas piezas únicas e incluso únicas para agregar un toque de estilo a su hogar!

Su principal ventaja, es que pueden insertarse perfectamente en cualquier espacio de estilo contemporáneo o moderno. Aunque no lo creas, este estilo de cuadro decorativo es capaz de renovar cualquier espacio de tu vivienda y otorgarle una atmosfera más fresca y tranquila.

¿Por qué poner cuadros vintage?

El estilo vintage marca la diferencia en cualquier entorno y añade un toque atemporal y clásico. Como mencionamos antes, es antiguo, pero puede encajar perfectamente en cualquier estancia con un estilo actual o moderno. Por lo tanto, resultar ser muy elegante, sin ser presumido.

Definitivamente, es un estilo que refleja nostalgia por el pasado de una forma alegre y festiva, por lo que no debería sorprendernos que los cuadros de temática antigua sean los favoritos de los decoradores desde hace mucho tiempo.

A menudo, muchas personas confunden el arte vintage con lo retro. Si bien son muy parecidos, ambos son estilos diferentes. Por un lado, los cuadros vintage incluyen elementos u objetos antiguos. Mientras que lo retro solo se limita a simular la antigüedad de objetos del pasado.

Algunos cuadros decorativos nos brindan un aire vintage de una manera contemporánea, de manera que puedan contrastar perfectamente con nuestro entorno.

Por ejemplo, un tocadiscos del siglo pasado es algo vintage, por lo tanto, sería perfecto para añadir en un salón o área para el esparcimiento. Igualmente, un cuadro con una jarra del siglo pasado, resultará excelente para colocar en un espacio de la cocina.

En síntesis, el arte vintage nos permite lograr un equilibrio entre lo antiguo y lo nuevo agregando una pintura antigua que saque a los espectadores fuera de su zona de confort, al ser un elemento inesperado. Sin duda, logrará llamar su atención.

Tipos de cuadros vintage

Estos son algunos de los tipos de cuadros más populares entre los aficionados a la decoración de interiores con un estilo antiguo:

Pinturas al óleo vintage

Las pinturas con un aire antiguo al óleo o acuarelas poseen una belleza clásica y, si están un poco gastadas, mejor. La mejor parte, es que están disponibles a precios increíbles si buscas piezas vintage.

Estampados botánicos vintage

Los estampados botánicos vintage son una de las formas preferidas de los profesionales de la decoración de agregar cuadros originales a tu hogar. Aportan una sensación de conexión con la naturaleza, en cualquier entorno contemporáneo como una sala de estar.

Cuadros con frases vintage

Por último, tenemos los cuadros con diferentes estilos de tipografías, los cuales son súper interesantes, ya que combinan imagen y un mensaje claro. En algunos cuadros, encontramos frases optimistas, divertidas, reflexivas, o alguna frase que exprese la esencia de tu hogar.

Es por esta razón que suelen ser muy populares, y una excelente opción para crear ambientes únicos a través de un recurso visual potente como lo es un cuadro decorativo.

¿Cómo incluir un cuadro con estilo vintage en una habitación o espacio?

La clave para lograr una decoración con cuadros vintage exquisitos, es añadir un toque contemporáneo o abstracto en algunas de las piezas u objetos de decoración de la habitación, para luego mezclarlas con una pieza de corte muy vintage.

Como resultado, podremos resaltar el contraste entre los dos estilos. Algunos expertos en decoración de interiores, recomiendan añadir cuadros antiguos en lugares inesperados, como un baño recién remodelado o en una cocina.

De hecho, nos encantan las casas que están en construcción o las remodelaciones, ya que, en ellas, es posible agregar algo con historia y personalidad al espacio una vez que esté completo. Los cuadros antiguos realmente traen eso a una cocina o un baño recién remodelados.

¿Dónde utilizar los cuadros vintage?

El lado positivo de usar este estilo de cuadro, es que no proponen un tema único y hermético. En ellos, podemos encontrar una gran variedad de temas, como personas, paisajes, animales, flores, pósteres de películas, carteles, objetos antiguos, entre otros.

En este sentido, puedes decorar tus paredes con cualquier tema que se te ocurra o sin límites. Por lo tanto, es posible integrarlos en cualquier espacio, siempre y cuando esté conectado con un entorno minimalista o moderno.

Desde luego, existen algunos lugares más adecuados para añadir cuadros de estilo vintage, como la cocina (esta zona suele ser muy abandonada en cuanto al uso de cuadros), salones de esparcimiento, galerías, bares, entre otros.

Trucos para integrar obras de arte vintage en cualquier espacio del hogar

Si te encantan las antigüedades y el arte vintage, es posible que tengas demasiadas piezas antiguas que harán que tu diseño de interiores se sienta anticuado.  Por lo tanto, es importante incorporar o mezclar lo nuevo con lo antiguo.

Definitivamente, puedes hacer que tu hogar se sienta acogedor y familiar, ya que muchos de los objetos implementados seguramente nos recordarán nuestra infancia, como un teléfono con cuerda, una lámpara o un reloj con péndulos.

Si tu sala de estar tiene un sofá moderno, agrega antigüedades sutiles y obras de arte vintage para crear un ambiente atemporal y moderno al mismo tiempo.